Competitividad vs Cooperación…(Urbana y forestal)

Competitividad vs Cooperación…(Urbana y forestal)

En esta sociedad se nos inculca desde bien pequeñito el concepto de “competitividad” como algo inherente al desarrollo humano y al progreso de nuestras sociedades. Esto es así hasta el punto de que a día de hoy es un concepto con tintes positivos que sin él parece estar condenado al fracaso cualquier proyecto personal o empresarial de futuro.

Sin embargo, yo creo que es una gran estafa, porque comparado con el concepto de “cooperación” estaríamos a años luz en muchos aspectos. De hecho es muy común escuchar que uno de los mayores ejemplos de que la competitividad despierta el ingenio y el desarrollo de las sociedades han sido las guerras. Pues bien, en realidad ese progreso ha tenido lugar porque en cada uno de los países enfrentados los científicos han cooperado para lograr un resultado beneficioso a nivel social. En el momento en el que se retorna a la normalidad y vuelve a imperar el concepto neoliberal de la “competitividad”, se pierden esos beneficios sociales en favor de los corporativos.

En nuestro contexto profesional, pienso que para lograr algo ” digno” en cuanto a las competencias de extinción de incendios y salvamento, yo creo en la unificación y en la especialización, sin dejar de atender al ciudadano, y sin que por ello deba ser despedido nadie del actual entramado laboral. Ya que ese es el principal reto que se nos presenta si pretendemos alcanzar el objetivo de modernizar los SPEIS hacia un modelo autonómico con plenas competencias en Incendios Forestales: Que nadie se quede por el camino (que bastantes efectos colaterales ha tenido ya la crisis en la clase trabajadora).

Si existiera un cuerpo único autonómico, un bombero puede estar destinado, por ejemplo, en un parque auxiliar rural, pero hacer todo tipo de servicios en ese ámbito territorial, porque en el fondo será bombero como todos, y podrá cambiar guardias con cualquiera de cualquier parque, e incluso puede tener la especialidad de forestal si se crease, y estar más especializado en su ámbito de actuación. Pero en definitiva, será bombero multidisciplinar.

Además, el mismo servicio de bomberos puede disponer de personal de oficios que se encargue de la vigilancia forestal y la gestión de obras y servicios en dicho ámbito. ¿Qué sentido tiene hacer cada cosa por separado?

Como digo, estoy convencido de que para lograr eso, la base fundamental es “la cooperación”, y en este caso es entre Bomberos Forestales y Bomberos Públicos. No tiene ningún sentido que los BBFF estén luchando por su lado por conseguir un reconocimiento profesional como bombero forestal y al final sean subrogados como empleados públicos en las CCAA, mientras que por otro, y sin coordinación alguna, estemos los bomberos públicos reivindicando regular la profesión, e intentando avanzar hacia un modelo autonómico con plenas competencias en IIFF, porque no le veo sentido alguno.

¿Por qué no cooperar entre ambos colectivos? ¿Es posible que nuestros proyectos tengan un alto grado de compatibilidad y estemos perdiendo el tiempo cada uno por su lado? ¿Nos interesa esta división a nivel reivindicativo? ¿Y a nivel político?…

Siguiendo con los interrogantes:

  • ¿Y si los BBFF consiguen su reconocimiento como tales y son subrogados finalmente como empleados públicos? ¿Hemos ganado o perdido algo?
  • ¿Nos interesa que exista un servicio de bomberos paralelo que se encargue de atender las emergencias a nivel rural? ¿Serían bomberos públicos pero de ámbito rural?.
  • En tal caso ¿Podemos parar eso con la simple confrontación?
  • ¿Va a negarse algún ayuntamiento a tener un parque de BBFF?
  • ¿Las diputaciones van a reivindicar sus competencias en materia de emergencias negándose a que la Generalitat plante un parque de BBFF en un municipio?…

Sinceramente, no creo que ningún ayuntamiento se niegue a tener un parque de BBFF capaz de atender cualquier conato o emergencia de forma previa. Ni tampoco que las diputaciones hagan fuerza para que no se cubran los puntos negros donde ella no llega con sus parques de bomberos provinciales. Por eso creo que esa guerra está perdida, porque si no son los propios ayuntamientos y diputaciones los que ponen límites (lo cual creo que no les interesa hacer a nivel político para nada), nosotros poco podemos hacer para evitar el avance de unos servicios que superan el ámbito municipal y provincial. ¿Quién es la Diputación para decirle a la Generalitat que no ponga un parque de bomberos forestales en un pueblo donde el Consorcio de Bomberos tarda en llegar 40 minutos? ¿Cómo se lo van a tomar los de ese pueblo o comarca? Si se quema un vehículo en una carretera bordeada por un terreno forestal, con alto riesgo de incendio y propagación, ¿Está bien que los BBFF acudan a extinguirlo o es mejor esperar a que llegue una dotación de bomberos públicos? ¿Y si se queman los setos de un chalé? ¿Y si ha comenzado por los setos y a la llegada de los BBFF ha prendido la vivienda? ¿Actúan sólo en el exterior hasta nuestra llegada?…Al final, pensemos lo que pensemos cada uno al respecto, lo cierto es que si se reconocen como bomberos forestales, como cuerpo paralelo, y se emplazan parques por toda la comunidad autónoma, es bastante difícil acotar su ámbito de actuación exclusivamente a incendios forestales. Y más si tenemos en cuenta las isócronas con las que contamos los SPEIS en zonas rurales y forestales.

Podemos estar más o menos de acuerdo con el proceso, pero las comunidades autónomas tienen competencias en incendios forestales, y se está potenciando estos servicios sin que bomberos contemos para nada. En este sentido: ¿Nuestra mayor amenaza es la UME? ¿O más bien la proliferación de servicios de bomberos forestales, de empresas públicas o privadas, con docenas de parques emplazados en municipios y convertidos en bomberos rurales con competencias en emergencias aunque sean de carácter subsidiario?. Yo dudo mucho que yendo cada uno por un lado estemos haciéndolo bien, ni por una parte ni por la otra.

No obstante, cada uno que piense lo que quiera, pero lo que a mí me interesa realmente es:

  1. Que nadie vaya a la calle.
  2. Que el servicio de bomberos se unifique, que sea público, de gestión directa, con plenas competencias en el territorio autonómico y que actúe en todo tipo de emergencias.

Personalmente, y siendo consciente de las limitaciones que conlleva hacer algo así en solitario, me voy a atrever a presentar un ejemplo de cómo se podría hacer en mi ámbito territorial, estableciendo 3 fases para la Comunitat Valenciana, que incluso podrían hacerse extensivas a otros territorios del Estado:


1- Creación de un Organismo Autónomo autonómico llamado Bombers Generalitat (BG) que se encargue de centralizar cosas que puedan suponer un beneficio tanto para los SPEIS como para el servicio (compras, procedimientos, distribución de parques, infraestructuras, procedimientos…). Dejando existir los consorcios.


2- El personal de  TRAGSA se subroga a BG como empleado público, denominándolo Servei de Bombers Forestals (BFG). 

  • Subrogar el personal de extinción de Tragsa reconociéndole como Bombero forestal en BG, siendo su relación laboral de carácter fijo.   
  • Integrar operativamente el Servei de BFG en Bombers Generalitat y asignar personal     funcionario de Bombers para la coordinación.

3- Unan vez que funcione BG, y carezca de sentido seguir siendo 3 consorcios provinciales, disolver e integrar a los 3 Consorcios en BG (Participado por los ayuntamientos de las tres provincias, las tres diputaciones y la Generalitat). Un ente público con órganos de gobierno donde todos los entes estén representados, con una gerencia  y jefatura autonómica, y tres jefaturas provinciales. Dejando la puerta abierta a los 3 servicios municipales en el momento en el que estos lo soliciten.

4. Paulatina desaparición de Bombers Forestals Generalitat:

Conforme se vayan jubilando los bomberos forestales laborales, serían siendo sustituidos por bombers del Cos Unic Bombers Generalitat, que sería el que iría dotando de efectivos al Servei de Bombers Forestals, hasta llegar a la desaparición de ese servicio paralelo,  para ir asumiendo BG plenas competencias en incendios forestales, estableciendo la siguiente organización:

  • Bombers: Intervención en todo tipo de emergencias (Prevención de incendios y accidentes e intervención en emergencias, extinción de incendios, salvamento y rescate en el ámbito urbano e interurbano).
  • ECIF (Equips de Coordinació i Intervenció Forestal): Compuesto por varios técnicos superiores en materia de gestión forestal y medio natural en cada provincia y algunos bomberos especializados en IIFF de apoyo en cada equipo.
    • Los ECIF analizan el incendio y coordinan la aplicación del plan de actuación, y  bombers y medios aéreos realizan la extinción.
  • EPIF (Equips de Prevenció d’Incendis Forestals): Prevención y gestión integral del ámbito rural y forestal en materia de prevención de incendios, compuesto por personal de oficios con equipamiento y maquinaria específica dentro de Bombers Generalitat.
    • ECIF y bombers se encargan de la extinción, y los EPIF de la prevención y tareas de apoyo a la extinción (acondicionamiento de caminos, desbrozado de ramas, vigilancia, etc.).
  • Contractes públiques: Medios aéreos para tareas de intervención en IIFF y rescate

Un servicio de bomberos autonómico, que cuente con bomberos multidisciplinares preparado para atender todo tipo de emergencias y con capacidad de movilizarse por todo el territorio autonómico, con especialistas en IIFF y en rescate, y que cuenta además con técnicos especialistas de IIFF y de prevención propios, que coordinen la intervención forestal, vigilen y preparen nuestros espacios naturales y rurales, así como las correspondientes contratas de medios aéreos que presten un servicio complementario indispensable en las labores de extinción de IIFF y el rescate.

Centrémonos a partir de ahora en “cooperar” y tratar de construir un futuro en el que todos formemos parte de “bomberos”, con las especialidades correspondientes, y el personal de oficios y técnicos necesarios para desempeñar plenamente las competencias autonómicas en materia de incendios,  y dotemos de eficacia, eficiencia y capacidad de coordinación a las administraciones encargadas de la seguridad de los ciudadanos, porque, en buena medida, de ello va a depender el futuro de nuestras sociedades y de nuestro medio ambiente.


 
 
bombers-generalitat

       


Print Friendly, PDF & Email

16 comentarios

  1. Montse dice:

    Totalmente de acuerdo con lo que expones. Más cooperación, y menos competitividad.
    Creo que tu excelente argumentación, si llegara a políticos y jefes, ya tendrían el trabajo hecho.
    La pega que veo a todo a esto es la cantidad de jefes que nos envuelve, sobre todo en las empresas públicas (en proporción, hay más jefes que personal) ¿qué haríamos con ellos?
    Saludos

  2. Antonof dice:

    Como Bombero de Alicante ya veterano te doy la enhorabuena por el artiuculo, constructivo, integrador y mirando al futuro respatando a todos los trabajadores.

  3. Juan Saiz dice:

    Claro y los BF nos comemos los marrones, el curro duro y vosotros os ponéis las medallas

    • Bombero13 dice:

      Comentarios como ese, aparte de no ser nada constructivos, no conducen a nada bueno. Si tu punto de vista es distinto respecto al modelo de servicios, te animo a que lo cuentes aquí.
      Por otro lado, si después de leer mi entrada, todavía consideras que lo que se pretende es que los bomberos públicos no vayamos a los incendios forestales es que no has entendido nada. Te animo a que lo vuelvas a leer. Se trata de que el personal que trabaja en Tragsa (que trabaja para una sociedad mercantil estatal sujeta al derecho privado en su régimen de contratación, y no es una administración pública) pase a ser empleado público de la ASVRE. Y que se integre en equipos de intervención conjuntos Bomberos públicos-Bomberos forestales hasta que llegue un día en el que se acabe con las distinciones.
      Eso no significa en absoluto que los BBFF vayan a realizar el trabajo duro y nosotros ponernos las medallas. Lo que planteo es bien distinto. Aparte de que no te voy a consentir que llames vagos a todo un colectivo de bomberos públicos.
      Por último, que sepas que nosotros NO TENEMOS LA CULPA de ninguno de vuestros problemas. Y si vamos a cooperar para encontrar soluciones, dejémonos de acusaciones rastreras, aunque sea por proteger la imagen de tus propios compañeros.

  4. Extremadura fire dice:

    Genial aportación. Quisiera comentar tu blog en mi canal de YouTube para darle mayor difusión. La unificación parece el camino más sensato. Un saludo

  5. PME dice:

    Impresionante, me he quedado perplejo y entusiasmado leyendote. Tanto este articulo como otros que publicas me motiban, y hacen que pueda seguir hacia adelante con la conciencia tranquila, puesto que todo lo que comentas en este post, es en general, lo que algunos pensamos y hemos reivindicado siempre, conjuntamente de otras injusticias que se dan en mi servicio, y que tanto sindicatos, como politicos he incluso el mismo colectivo no estan por la lavor de solucionar.
    Parece mentira que habiendo personas que aportan soluciones justas, sabiendo las deficiencias e injusticias que hay no se haya solucionado todo esto desde hace tiempo, aunque pensandolo bien, y viendo todo lo que ocurre en este pais a nivel de corruptos en todos los organismos no es de extrañar.
    Animo y a ver si poco a poco conseguimos tener un servicio limpio y trasparente para poder desempeñar nuestro trabajo, y proteger a la sociedad que paga con sus impuestos este servicio.
    Saludos.

    • Bombero13 dice:

      Gracias, seguiré aportando este y otros puntos de vista. No sé si conoces o has leído a Fuller, pero este autor americano decía: Nunca se cambian las cosas luchando contra la realidad existente. Para cambiar algo construye un nuevo modelo que deje obsoleto el modelo anterior...
      Un saludo y gracias por tus palabras.

  6. Nacho dice:

    Ya tiene tiempo este post pero como ahora estamos en huelga los bomberos forestales ha aparecido colgado por algún grupo de wapp.
    No hay por donde cogerlo, tu idea es fagocitar el servicio de bbff por parte del consorcio y en unos años todos estructurales, la importancia de los incendios forestales van a más, con el cambio climático y el abandono de las zonas rurales cada vez se hace más esencial este cuerpo como ente único, q este integrado bajo el paraguas del consorcio te lo hubiese comprado hace 20 años pero no visteis venir la importancia de este servicio ( no la tenía socialmente claro) y ahora lo reduces a una tipología de emergencia más dentro de vuestras competencias. Creo q no te has asbtraido de la subjetividad q te marca tu trabajo para argumentarlo objetivamente

    .

    • Bombero13 dice:

      “No hay por dónde cogerlo” pone en evidencia que lo lees con muchísimas emociones y todo lo que hagas en la vida plagado de emoción (La subjetividad que tú llamas), corre el riesgo de fracasar con la razón. Esa sería mi síntesis parcial de tu comentario.
      No obstante, sin pretender darte la lata, te invito a demostrar que mi artículo “no está argumentado objetivamente” y sí lo está tu comentario.
      El hecho plausible del cambio climático está absolutamente fuera de vuestro alcance como servicio público. El abandono de zonas rurales también. Apenas nada podéis hacer, porque no tenéis ni personal ni medios para hacer frente a eso. Se necesitan “políticas que cambien el modelo económico rural”, y paralelamente, especialistas (técnicos) que se encarguen de realizar un mapa de riesgos, zonas ZAU, etc.Y dentro ya del cuerpo único de bomberos, hacer un verdadero esfuerzo en emplazamiento de parques con isócronas funcionales, etc. Absolutamente todo lo que comentas está “objetivado” en mi artículo, ya que existen especialistas en IIFF, un servicio de actuación preventivo y urgente, así como un grueso de bomberos capaces de llevar a efecto los procedimientos establecidos, y guiados por el personal técnico especialista. No es necesario, en absoluto, que todo el personal que actúe en un IIFF sea especialista en IIFF exclusivamente. Y tampoco es necesario todo un presupuesto paralelo en bomberos para atender en exclusiva los IIFF, cuando además lo que se pretende es precisamente extender el catálogo de funciones para actuar como verdaderos SPEIS pero en zonas rurales a cambio de algo más de dinero. Todo eso pone en evidencia una realidad difícil de tapar: Que lo que necesitan los ciudadanos son BOMBEROS, y que los bomberos lo que necesitan son TÉCNICOS ESPECIALISTAS entre sus filas.
      Gracias por comentar y aportar tu punto de vista “objetivo”.
      Un saludo.

  7. David dice:

    Me parece un artículo estupendo, el problema siempre radica en la raíz, dejando bien claro que estoy completamente de acuerdo con tu propuesta, hay gente que el orgullo le impide progresar, que bien les va a “algunos” que discutamos los de abajo, a rio revuelto ganancia de pescadores, ojo posturas en contra la veras desde los dos colectivos, espero que estas ideas lleguen algún día a buen puerto.
    P. D: Parece ser que el otro día se aprobó estudiar una propuesta parecida… Pero dejando aparte a los bbff.

    • Bombero13 dice:

      Tú lo has dicho.
      Quizá sin pretenderlo, la verdad es que las divisiones entre los trabajadores, ya sean por siglas o colores, pueden resultar beneficiosas para los gestores, ya que en esa competición se suelen acercar posturas, bajarse los pantalones incluso, con tal de llevarse el gato al agua cada una de las partes…

  8. PME dice:

    SERVICIO BOMBEROS FORESTALES EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

    Otra vez tenían la oportunidad de limpiar las sucias aguas en las que se mueve el servicio de Bomberos Forestales. Pero no, siguen con la misma política rastrera de siempre. Es normal en este país de corruptos, al fin y al cabo, es lo que nos han enseñado los gobernantes y representantes sindicales, y como no tienen lo que hay que tener para ir por la verdad, continúan por el mismo camino.

    Como sabrán, los recientemente denominados Bomberos Forestales están otra vez en periodo de huelga y movilizaciones por parte de la gente afectada por los supuestos contratos en fraude de ley, estos, por supuesto apoyados por los sindicatos minoritarios (CGT, STAS, SPLB y UGT pero sin mojarse mucho y a la expectativa).

    Estos sindicatos minoritarios ( STAS y CGT) fueron la mano derecha de UGT, es más algunos formaron parte de las filas de UGT durante muchos años, vamos, favorcillos entre unos y otros.
    La aprobación del VI convenio colectivo lo hicieron a su imagen y semejanza, y que por cierto lleva más de dos años caducado.

    Al lado de CCOO estaba la SPLB, pero CCOO no firmó ni aceptó en ningún momento firmar dicho VI convenio por ir en contra de su artículo 26 del V convenio. La jugada que hizo perder a CCOO fue que no contaron en el V convenio con las brigadas de corta duración por estar catalogadas como segunda intervención y de apoyo a las Brigadas Rurales de Emergencia, a raíz de la ley de emergencias 9/2002.

    El sindicato SPLB en el último momento se apartó de CCOO para beneficiarse del VI convenio, y eso que parecían conformes en todo pero jugaron sus bazas para no perder votos y sacar partido de (las famosas titulaciones y las mejoras de las categorías de correturnos , sustitutos, el tercer turno, etc) y perjudicando al personal con más antigüedad y experiencia para beneficios de ellos.

    En el V convenio de entonces era UGT el que no apoyaba a CCOO pero al final lo firmó con las excusas de siempre, y algún favorcillo, preparando el terreno para las próximas elecciones. La cuestión es que a UGT le fue de maravilla en las siguientes elecciones con su programa de recuperar a los de corta, y juntamente con STAS y CGT fueron los amos y señores en la cúpula de TRAGSA y la aprobación de un VI convenio ambiguo hecho a su imagen y semejanza. Incluso otras leyes como el PEIF o el Estatuto de los Trabajadores, etc, son modificados ciertos artículos para adaptarlos a sus necesidades. Hacen como con el juego del Parchís, de Oca a Oca y tiro porque me toca…
    En la anterior huelga consiguieron lo impensable, la unión de todos los sindicatos y una mayoría de trabajadores. La causa era la subida del salario en 300 € como máxima prioridad, el paso a la SGISE como segunda prioridad, la segunda actividad como vende humo, la subrogación de todo el personal de incendios de TRAGSA entre comillas y la creación del tercer turno como captación de voto de algunos sindicatos. Lo que se consiguió fue la subida de sueldo, el paso a la SGISE y la subrogación de los fijos indefinidos. El resto pasaron tal y como estaban con Tragsa y a la espera de sus juicios por contratos en fraude de Ley, que viendo tal y como es la justicia Española, ya podéis pensar cómo acaban las sentencias y que son el motivo de esta huelga.
    Estos sindicatos minoritarios no son más que simples herramientas de los dos grandes sindicatos. Al igual que pasa con los partidos políticos (PSOE y PP), que utilizan a los pequeños partidos para sus intereses. No son más que alimañas al acecho para aprovechar cualquier oportunidad que se les presente, son como todos los sindicatos, que aunque han sido y son indispensables para los trabajadores, han acabado corrompidos por el sistema putrefacto que tenemos y sus voraces buitres.

    Me parece una postura muy egoísta e irresponsable por parte de la administración, por parte del Botanic, los sindicatos y ciertos trabajadores, que después de dos años en la mercantil SGISE, vuelvan a permitir crear malestar, estar bajo mínimos y que el servicio se vuelva otra vez más insostenible y más inoperativo de lo que ya normalmente es. Esperemos que no ocurra ninguna desgracia.

    La verdad es que dejan mucho que desear como máximos responsables y dirigentes de un servicio esencial de Emergencias. Es más, creo que tal vez, lo mejor sería que en vez de servicio esencial de emergencias, mejor nos pasen a complementarios y de apoyo a los bomberos profesionales, que por cierto, así se quedó después de la ley de Emergencias 9/2002 para todos los trabajadores de corta duración y todo aquel que no hubiera realizado el curso de 122 horas que se dio a todos los trabajadores de las brigadas rurales de emergencia de todo el año, y que estos, desde el año 1994 hasta el 2007 estaban con un contrato de fin de obra y aguantando una y mil penurias. Ahora estos nuevos trabajadores afectados por los contratos en fraude de ley, por culpa de las incompetencias de nuestros gobernantes y representantes sindicales, son los que reivindican la fijeza porque han conseguido entrar en una unidad de larga duración pero están de interinos y con contratos en fraude de Ley. Dicen que se ven en la calle, o teniendo que volver a pasar una oposición, cuando en realidad están en el servicio y cobrando todos los meses, aprovechando todos los derechos que tienen a su alcance y haciendo que el servicio sea aún más precario de lo que es. Casi todos los que han conseguido entrar, muchos, se han colocado por delante de trabajadores que llevan muchos años trabajando y formándose en su trabajo. Esto debido a los manipuladores del VI convenio, que vetaron a los trabajadores de larga con las titulaciones para la escala de mando y los trapicheos con las categorías, discriminando y apartando a trabajadores con experiencia, formados y con vocación en los trabajos que desempeña el servicio de Emergencias de la SGISE. Todo un montaje para colocar a su gente, todo una trama “legal” por salvaguardar a los elegidos y seguir con su estrategia, menos la de cumplir con el cometido del servicio de Emergencias y su operatividad efectiva en todo lo que representa la ley de Emergencias 13/2010.

    Me gustaría pensar que los representantes de este servicio son honestos, responsables y solidarios, pero esto sólo es un sueño.
    Estos señores, políticos, sindicalistas y cierta parte del colectivo, utilizan este servicio público para sus propios tratos de favor. Todo es un montaje maquiavélico para chupar del dinero público y sin cumplir con el cometido principal de un servicio de Emergencias Esencial contemplado en la Ley 13/2010, anteriormente ley 9/2002.
    Lo único que ha cambiado respecto al servicio ha sido el nombre de Brigadas de Emergencia por Bombero Forestal y cuatro cosas irrelevantes. En realidad tenemos las mismas funciones de siempre desde el año 1995, es más, venían formándonos los Consorcios, TRAGSA, Bomberos, para actuar en otras emergencias de apoyo, tal como contemplaba la ley de protección Civil y después la ley 9/2002.
    Se compraron equipos de descarcelación para todas las brigadas de emergencia, estaban los turnos dobles ya en el 2000 para aplicarse, pero que casualidad, con excusas baratas todo se fue al garete, un montón de dinero invertido para nada. Y así, un sinfín de irregularidades han estado siempre al pie del cañón.

    Las manipulaciones mediáticas en defensa de los montes, el postureo e imágenes de incendios alarmantes enfocados hacia el cambio climático y a los incendios de sexta generación debidos al abandono del monte y a la cantidad de combustible listo para arder, y a la poca inversión en la prevención de los bosques, el abandono de la agricultura, etc, son un caldo de cultivo perfecto para alarmar y presionar por ciertos intereses oscuros.
    Todo un gran negocio a gran escala y que tiene mucho poder y apoyo de los poderosos que arrastran a todo bicho viviente.

    Un servicio de Emergencias que tiene carencias en la operatividad, en la llegada lo antes posible al lugar de la emergencia, no se puede denominar como tal.
    Un servicio de emergencias, que su funcionamiento está basado en la pre-emergencia, la emergencia y la post emergencia, no pueden tenerlo tan precario, manipulado y con tantas taras, por mucho reglamento aprobado que tengan (reglamento que pretende regular la ley de Emergencias, pero con ambigüedad, sin transparencia y en la misma línea vergonzosa que ciertas leyes que tenemos en este país.)

    ¿Creen ustedes que los Bomberos “Forestales” son un servicio de emergencia? ¡Pues por desgracia tal y como están las cosas, NO! Apenas les tienen en cuenta, están divididos, todo se mueve por intereses y si se unen siempre es por la pasta o por algún privilegio. Cada provincia funciona diferente y no digamos del resto de España, cada cual tiene una visión diferente de lo que en realidad es este servicio. La única unión es por el dinero, por la colocación de puestos a los amiguetes y por intereses ajenos a lo que es nuestro trabajo.

    ¡Así nunca serán un colectivo con credibilidad y serio! Así, aunque el que gobierne les dé el dinerito, haga promesas de derechos, si no se arreglan las deficiencias del Servicio, las discriminaciones, desigualdades y todo tipo de irresponsabilidades, seguirán igual que siempre y serán cómplices y culpables de la situación.
    Así que, en vez de arreglar el servicio, por el que se os paga con los impuestos de todos, lo único que hacen entre unos y otros es destrozarlo y arreglarse solo unos cuantos. Mucha temática teórica, mucho postureo y manipulación mediática, mucha letra en el papel, en los decretos, proyectos, pareciendo todo perfecto pero no, la realidad es bien distinta y la ludoteca está llena de tantos años de engaños.

    Ya está bien, hagan el favor de ser responsables, dignos, solidarios, sinceros y honestos.
    Unifiquen de una vez los servicios de Emergencias y seamos todos uno, pero cada uno especializado en su ámbito y colaborando con los otros. Respeten a los trabajadores de dentro, aprovechen sus conocimientos y cualidades prácticas, no falten más a la dignidad de las personas y hagan que todos seamos igual y que haya armonía entre todos los cuerpos por las causas que nos unen. Doten a este servicio de lo necesario para desempeñar su trabajo y no gasten el dinero innecesariamente en Voluntarios, empresas privadas, con materiales innecesarios y caprichos de niños pijos.
    Inviertan de una vez en la polivalencia, con la gente adecuada y con las pruebas prácticas y teóricas acordes a este trabajo, y que esté siempre al completo, al menos en lo que respecta a salida con dotación completa y segura.

    La polivalència y el tercer turno ayudaría en todos los aspectos, y uno muy importante es la conciliación familiar, pero también la disminución de las probabilidades de catástrofes y desgracias. Si ya es difícil parar los incendios forestales tal y como está la vegetación llegando a los 20 minutos del aviso, imaginen a las dos horas cuando ya ha escampado a su libre albedrío. Y no digamos de otras Emergencias, aún es más grave, y por eso van voluntarios, empresas privadas y otros amiguitos, estando sus isocronas más alejadas, en vez de aprovechar al máximo los servicios públicos que ya cobran por ello.

    Dejen ya de crear tantas categorías y de liar tanto al personal, de favorecer plazas sólo por tener un título, o por tener unos cursitos, unos másteres y un super currículum, discriminando a otros que ya están formados en el pasado, pero que no han contado con esta formación, ni con este personal. Resulta que los de fuera han pasado por delante de los de dentro, porque así lo estipulan las leyes y los manipuladores jurídicos, para hacer de las suyas y liarla más de lo que está.

    La formación debe ser para todos y en horario laboral, adaptar y actualizar al personal conforme vayan cambiando las normas y las leyes, siempre que sea para bien del servicio y no para llenar los bolsillos de falsos formadores, de formación perdida, y hacer un gran negocio con los cursos.

    La creación del tercer turno con los ajustes necesarios sería lo correcto para acabar con esta lacra y colocar a toda la gente de las bolsas, interinos, etc, y terminar de una vez con todo esto. Pero no, continúan alimentando la avaricia, el egoísmo, la competitividad, la sinrazón, los disgustos y pérdida de motivación del personal con vocación y que lleva años informando de todas las tropelías que cometen. Siguen sin contestar a sus informes, a sus reivindicaciones justas para todos y todas, faltando al respeto y siendo unos maleducados.

    Tengan claro, que tal y como va este país, si no rectifican el camino, se irá todo al traste por seguir empeñados en utilizar este servicio políticamente para realizar favores, para forrarse y aprovecharse de lo público.

    Tal vez pronto salga alguien que ponga las cartas encima de la mesa y los ponga a todos entre la espada y la pared.
    Con razón muchas personas les critican, puesto que creían que solucionarían todo lo mencionado y pondrían en su sitio a los Consorcios, Diputaciones, etc, para terminar con tanto privilegio y mamoneo.

    ! Ya está bien, cambien de paradigma, inviertan en prevención dando puestos de trabajo, y regulen adecuadamente los servicios de emergencia para una actuación más eficaz y segura en la que quepamos todos bajo un mando único!

    ! Por un servicio de emergencias público, con transparencia, justo y eficaz para que podamos sentirnos orgullosos y dar seguridad a la sociedad¡
    Hasta pronto…

Responder a Bombero13 Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *